FANDOM


Recuerdos: El espadachín de las tres espadas 2 Byakugan
Nombre
Japonés 想い·三剣の剣士2
Información
Anterior "Recuerdos: El espadachín de las tres espadas"
Número Capítulo #143
Siguiente "Prólogo de Yūsha"
Historia Burijji: Akayami

Recuerdos: El espadachín de las tres espadas 2 「想い·三剣の剣士2 Omoi: Mitsurugi no Kenshi 2」 es el capítulo #143 de Burijji: Akayami.Es un día caluroso. Kenshin entra en el Bosque de Uzushiogakure y mira a su alrededor, viendo únicamente árboles. Avanza entre la vegetación, hasta llegar a un claro, donde hay una cabaña. La mira fijamente, y le sorprende lo bien cuidada que está.

Kenshin: Así que si entreno aquí me haré más fuerte...

Kenshin entra en la cabaña y la revisa, mirando todo el interior: la gran sala en el que hay unos cómodos sofás, junto con una televisión de pantalla plana; la cocina bien equipada; el baño con una enorme bañera; las numerosas habitaciones en la planta superior, etc...

Kenshin se tumba un rato en el sofá, para dormir, cuando llaman a la puerta. Se abre y entra Sakura Uzumaki, contenta. Kenshin se levanta y la mira fijamente, sorprendido.

Kenshin: ¿Y tú eres...?

Sakura: Encantada. Mi nombre es Sakura, Sakura Uzumaki[1]. Onīchan[2] me dijo que un espadachín senju iba a entrenar en este bosque, así que decidí venir a conocer al “afortunado”.

Kenshin”: ¿Por qué dices lo de “afortunado”?

Sakura: Este bosque... Está prohibido entrar en este bosque sin permiso del líder de la aldea o del líder de Burijji, ya que aquí habitan criaturas muy, pero que muy poderosas. Ni siquiera ellos podrían hacerle frente si hay una manada.

Kenshin: Interesante-y se dirige hacia la puerta-.

Sakura: ¿Vas a matarlos?

Kenshin: Sí. Si son tan fuertes, obtendré la fuerza que me falta.

Kenshin se marcha, y comienza a andar por el bosque, mientras Sakura lo sigue a escondidas. Ve como Kenshin mata a las criaturas sin esfuerzo. Esta misma acción la realiza ya durante 3 días seguidos, y durante cada día, Sakura le prepara la comida y la cena.

En el cuarto día, ambos están comiendo tranquilamente. Es en ese momento cuando Sakura dice algo interesante, que llama la atención de Kenshin.

Sakura: Después tengo que volver a la aldea, aunque calculo que regresaré al cabo de unas horas.

Kenshin: Vale, muchas gracias por avisarme. Aunque, ¿por qué estás aquí conmigo? Dijiste que tienes un hermano, ¿no está preocupado?

Sakura: Por él no te preocupes. Seguro que Onīchan sabe que estoy aquí.

Al rato, Sakura sale de la cabaña, dejando a Kenshin tumbado en el sofá. Es entonces cuando Kenshin oye un grito, un grito procedente de una niña: era Sakura. Sale corriendo hacia el lugar del grito y la ve: ve a Sakura en el suelo, sangrando por el brazo derecho y delante suya una especie de monstruo gigante y peludo, de aspecto terrorífico.

Kenshin: ¡Maldito!-y desenfunda a Kitetsu y a Sombra de Luna, empuñándolas con fuerza-.

Kenshin se lanza al ataque e intenta cortar en dos al monstruo, pero éste, usando sus brazos únicamente, se defiende y lo lanza contra un árbol.

Kenshin: Maldito...-y ve como el monstruo agarra por la cara a Sakura, elevándola-.

Esto provoca en Kenshin un despertar de ira, el cual agarra con fuerza sus espadas y se lanza en un segundo ataque, perforando el corazón del monstruo, aunque no consigue matarlo, pero sí que suelte a Sakura, quien cae al suelo tras un fuerte golpe. Kenshin saca las espadas y se acerca a ella, mientras que el monstruo se tambalea un poco.

Kenshin: ¿Te encuentras bien?

Sakura se intenta levantar, consiguiéndolo tras mucho esfuerzo.

Sakura: Sí... No te preocupes, estoy bien. Muchas gracias por venir a salvarme-y le sonríe-.

Esa hermosa sonrisa, la dulce sonrisa de una niña pequeña, inunda el corazón de Kenshin, provocando que en él también aparezca una sonrisa. No obstante, el monstruo recupera la coordinación e intenta acabar con Sakura atravesándola con su mano, pero Kenshin la protege, recibiendo él el golpe, y llenando el rostro de Sakura de sangre.

Sakura: ¿Por qué...?

Kenshin: Vive... Al final, voy a morir por culpa de la debilidad... La debilidad de tener un corazón que se preocupa por los demás...

Sakura: No-y su cara triste se transforma en una cara sonriente-. Esa no es una debilidad, es una fortaleza, y finalmente lo has entendido. La mayor fortaleza de un ninja es la preocupación que siente hacia los seres que le son importantes, y el sentimiento de querer protegerlos es lo que le dará la fuerza necesaria-y saca a Kenshin de la mano del monstruo-. No te preocupes, a partir de ahora... ¡Me encargo yo!

Sakura se lanza al ataque y golpea con fuerza al monstruo, lanzándolo a varios metros de distancia, sorprendiendo a Kenshin.

Sakura: ¡Esto todavía no se ha acabado! (Usaré todo ese chakra acumulado en este golpe...)-y un rombo aparece en su frente-. ¡Sello Yin: Liberar[3]! ¡Elemento Rayo: Trueno[4]!-y le lanza un poderoso rayo hacia el monstruo, consiguiendo matarlo-.

Kenshin, con grandes esfuerzos se levanta, y Sakura se le acerca.

Kenshin: ¿Quién... Quién eres tú? No me creo que seas una niña pequeña...

Sakura: Me has descubierto... La verdad es que estoy aquí a petición de Isamu-y su apariencia cambia radicalmente tras una pequeña explosión de humo, revelando haber estado usando el Jutsu de Transformación-. Me pidió que te hiciera compañía y que te venciera a ese demonio si tú no dabas.

Kenshin mira el pelo marrón largo de la chica y sus ojos verdiazules.

Kenshin: ¿Demonio? ¿A qué te refieres con eso? ¿Y quién eres tú realmente?

Sakura: Mi verdadero nombre es Megami, Megami Jōsai[5], y esa criatura, tal y como te dije, era un demonio. Desde hace un tiempo, aparecieron una gran cantidad de ellos, aunque por suerte los podemos tener bajo control. Había aquí uno, en este bosque, pero no lo encontrábamos.

Kenshin: En otras palabras, fui una carnada, ¿no?

Megami: Más o menos. El poder regenerativo de un demonio es muy alto, y a no ser que destroces su cuerpo por completo, no morirá-y el sello de su frente desaparece-. Para matarlo, tuve que emplear una gran cantidad de chakra, pero mereció la pena. ¿Volvemos a la aldea?

Kenshin: Sí...

Megami: Pero antes...-y comienza a curarlo con Jutsu: Palma Mística, hasta que ya acaba-.

Una vez acabado, ambos regresan a la aldea, donde los está esperando Isamu en el campo de entrenamiento, quien los recibe contento.

Isamu: Y bien, Kenshin Senju, ¿has adquirido la fuerza que te faltaba?

Kenshin: Sí... Lo que me faltaba era la determinación para proteger a mis compañeros.

Isamu: Me alegro que te dieras de cuenta. Pues tengamos ahora la segunda ronda de nuestra batalla-y vuelve a desaparecer entre unas especies de llamas negras-.

Kenshin: Esta vez, no tendré miedo, porque cuanto más miedo tenga, ¡más poderosa será tu técnica!-y desenfunda a Kitetsu y corta al frente, siendo bloqueado por algo invisible-.

De pronto, aparece Isamu delante suya, bloqueando la espada de Kenshin con su Hoja de Rayos, sonriendo.

Isamu: Bienvenido a bordo, Kenshin.

Kenshin: Gracias-y le devuelve la sonrisa-.

En el próximo capítulo: La historia de dos generaciones de héroes heredadas por los hijos...
Continuara...

  1. Sakura Uzumaki 「うずまき桜 Uzumaki Sakura
  2. Onīchan 「お兄さん
  3. Sello Yin: Liberar 「阴封印・解 Infūin: Kai
  4. Elemento Rayo: Trueno 「雷遁・雷鳴 Raiton: Sandā
  5. Megami Jōsai 「城西女神 Jōsai Megami
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.